LA LIBERTAD

Actualizado: 17 oct



CREACIÓN

Fue fundada, según Reglamento Provisional, el 12 de febrero de 1821. El 31 de enero de 1822 se le otorga el título de "Benemérita y Fidelísima a la Patria". Por ley del 4 de noviembre de 1823 se le dio la denominación de La Libertad. El decreto del 9 de marzo de 1825 cambia el nombre de la ciudad por el de Bolívar y el Departamento por La Libertad. Por Ley del 21 de julio de 1827, se restituyó el nombre de Trujillo a la ciudad luego de la retirada de Simón Bolívar del Perú. Durante su estancia en Perú, Bolívar luego de abandonar Lima se trasladó a Trujillo y la nombró temporalmente capital del Perú.

PROVINCIAS


· Provincia de Ascope

· Provincia de Bolívar

· Provincia de Chepén

· Provincia de Gran Chimú

· Provincia de Julcán

· Provincia de Otuzco

· Provincia de Pacasmayo

· Provincia de Pataz

· Provincia de Sánchez Carrión

· Provincia de Santiago de Chuco

· Provincia de Trujillo

· Provincia de Virú

LUGARES TURÍSTICOS

Ciudad de Trujillo

Rodeada de mansiones colonistas, una hermosa plaza, museos y bellas iglesias como la Belén, Santo Domingo, La Compañía, Santa Ana, La Merced y el pasillo de San Francisco.

Pacasmayo

Un hermoso manantial con un océano tranquilo, cuenta con un muelle y un tradicional faro que se encuentra aún en funcionamiento.

Huacas del Sol y de la Luna

Complejo arqueológico ubicado en el distrito de moche. La huaca del Sol, es una pirámide de 43 metros de altura, fue el centro político administrativo de la cultura moche. La huaca de la Luna, es una edificación de base cuadrada de 21 metros de alto, cuenta con templos construidos en diferentes periodos.

Provincia de Santiago de Chuco

Aquí se encuentra la casa de César Vallejo, la cual está abierta al público como museo para conocer y recordar detalles sobre la vida y poemas de este ilustre personaje.

Puerto Chicama

Lugar ideal para los amantes del surf porque cuenta con la ola izquierda más extensa del mundo.

Baños termales de Cachicadán

Ubicados a media hora de la Plaza de Armas de Santiago de Chuco. Lugar ideal para pasar una tarde de relajo en familia.

Provincia de Otuzco

Ubicado a una hora y 15 minutos de Trujillo, a este lugar acuden miles de devotos para pedirle bendiciones a la imagen de la Virgen de la Puerta.

DANZAS

La Marinera

La marinera, danza típica peruana, ocupa uno de los primeros lugares en el folklore nacional. Es reconocida como un baile nacional por excelencia y en su ritmo y coreografía se sintetizan el alma mestiza peruana, fundida en una. Se dice que la marinera es la herencia de la primitiva «zamacueca» o «zambacueca» y de la «mozamala» de los mulatos, y que en el ronco redoble del cajón y la quimba de las caderas de las mujeres aflora el negro acervo de la esclavitud.

Los Negritos

La danza de los negritos parece tener su origen en la imitación de los rituales mágicos de los esclavos negros llegados de África por los colonizadores españoles para trabajar en arduas labores del campo.

Los Trucos

Esta danza, como su nombre lo indica tiene, acaso, origen lejano de la cultura turquestana y la Turquía Europea, heredada por España y traída por los españoles junto con la conquista.

La Contradanza

La contradanza es una manifestación muy antigua en nuestra localidad, ejecutada íntegramente por hombres del campo, que a inicios de la creación de esta danza se burlaban de los bailes cortesanos de los españoles conquistadores.

Danza Quishpi Cóndor

Esta danza de una forma similar a la de Santiago de Chuco, en la que baila una sola persona con su vestimenta aborigen, sobre su sombrero lleva adherido el cuello y la cabeza del cóndor, se desplaza haciendo zigzags levantando el brazo y bajando el otro, imitando el vuelo del cóndor; lo acompaña el cajero con su pinkullo, tocando la tonadilla que dice: Kispi –Cóndor (Huye Cóndor), Wayra chaqui (Pies como el viento).

L I T E R A T U R A


LEYENDAS

La leyenda de la rubia del cerro Chilco

Blog Ciencia Educativa. Región la Libertad publicado por Ismael

Desde hace muchísimos años una misteriosa rubia es el embeleso de choferes, escritores, poetas y amantes en Pacasmayo (Región Libertad), y sus alrededores. Los que han tenido la dicha de encontrarse junto a ella viven momentos de intensa felicidad, sobre todo cuando el afortunado, cree que ha logrado conquistar el corazón de la rubia más bella que ojos humanos han podido contemplar.

Dicen que la rubia es una bellísima mujer joven de cabellos de oro, ojos azules como el cielo, de tez suave como terciopelo, labios rojos como coral y de un cuerpo esbelto y lozano como una diosa.

La particularidad de esta bella mujer es que casi siempre se le aparece sólo a los choferes, por el lugar llamado el Cerro Chilco (también llamado San Pedro), y pide la conduzcan a Pacasmayo; a veces más bien prefiere ir al cementerio. Acepta gustosa tomar alguna bebida en los restaurantes de la ciudad, pero al menor descuido desaparece dejando al galán plantado con los "crespos hechos".

Algunos que la han conocido, han tenido que ser conducidos al hospital para recuperarse de la tremenda crisis nerviosa tras el suceso.

Esta bellísima aparición ha logrado cautivar más de un corazón: el poeta Jacinto Mendoza Liza, en su poemario "tesoros y Misterios de Cupisnique", cautivado por la rubia del Cerro Chilco, le dedicó estas líneas:

"Hermosa rubia de tez nácar,

mejillas rosas, carmín sus labios

que de entre abiertos cáliz de lirios

hermosas perlas se ven brillar.

Ojos celestes, igual que el cielo,

son dos luceros que en esas noches

de intermitentes luces fugaces,

hacen más lindo su hermoso pelo.

Leve sudario, cubre sus formas

excelsas curvas de gran belleza

trasluce hermosa, clara belleza

con su cadencia resalta más".

Finalmente agregaremos una nota trágica que ocurrió en los ‘80s y que perennizó esta leyenda:

El 29 y 31 de Marzo de 1982, el diario local "Ultimas Noticias" trae la noticia trágica.

Sucedió así: El chofer Luis del Campo Torres, de regreso a Trujillo, sabiendo sobre la "aparecida", no quiso regresar solo, se detuvo en San Pedro para buscar pasajeros, pero no consiguió ninguno. Se fue solo. Al llegar al Cerro Chilco, intempestivamente aparece una mujer, él sugestionado, creyendo que era la rubia, -pensó: a mí no me lo va hacer- así que, aceleró su carro atropellando a la mujer. Después de haberle pasado el carro por encima, pensó ¿y si no era la rubia...? Se volvió a San Pedro para dar cuenta a la policía. Cuando llegaron al lugar del incidente, allí estaba la pobre mujer todavía con vida,… y no era rubia. La llevaron a la Clínica, a donde llegó cadáver.


CUENTOS


LA PALABRA DEL BURRO

(Cuento presentado al Concurso Nacional de Cuentp, Poesía y Ensayo organizado por el CPPe 2022


Rebaza Paredes, Hildo Fernando

Santiago de Chuco – La Libertad


En un lugar muy distante, cerca de una hacienda del pueblo de Santiago de Chuco, justo al costado de la orilla del rio Patarata, vive una feliz pareja de

ancianos dedicados a la agricultura. Es época de verano, la paja y el rastrojo sirven de alimento para sus animales, los cuales habían llenado de excremento y basura su corral El anciano, un experimentado labrador, observa que el estiércol, que usa de abono para sus cultivos, había tapado las patas de sus ovejas; así que decide limpiar, saca al patio a algunos de los animales que allí se encontraban, entre estos estaban: algunas ovejas, un par bueyes, un par caballos y el burro, que era marginado por los demás animales, pero para su dueño en ciertas ocasiones, era el preferido, porque casi siempre le sacaba de apuros, pues era el único de carga.

Estando los animales ya en el patio, cada uno conversa con los de su misma especie. El burro en silencio y solo, no tenía con quien platicar; triste y avergonzado, con las orejas caídas; queriendo ser amigable, hablo fuerte para que el resto puedan oír:

- ¡Hey! ¿pueden venir? ¿podemos platicar?

- No somos de tu misma especie ¿además que puede platicar un burro con nosotros?,- preguntó uno de los caballos.

- ¡No nos reunimos con torpes! - respondieron burlándose los bueyes.

- Podemos conversar sobre las experiencias que hemos pasado en nuestra vida, respondió el burro. El burro se acercó trotando y sonriente - díganme ¿cómo les ha tratado nuestro amo, preguntó.

- ¡No muy bien!, ayer nos ha azotado tan fuerte, que nos ha dolido hasta el alma - respondieron los bueyes.

- Ha estado tan enfadado que se ha desquitado con nosotros – resonaron- la pareja de caballos,

- ¡Qué mal les ha ido! Yo en cambio no me quejo. a mí me ha trata muy bien, palanganeo el burro palmeando las orejas.

- ¿De qué se va a quejar un burro? Todo el tiempo nuestro amo te castiga

con lo que está al alcance de su mano, ¡como eres un inútil! En cambio, los maltratos que recibimos no son muy fuertes ni seguidos como los tuyos ¡burro! - arremetieron los bueyes

- Pero son de menos intensidad que de ustedes, respondió en su defensa

la pareja de caballos

- También lo van a negar. Ayer les azotaban mientras daban vueltas en un mismo lugar, haciendo una parva – dijeron los bueyes a los caballos.

- Para que sepan, si no fuera por nosotros no tuvieran que comer en tiempo de escasez, marchamos vuelta y vuelta haciendo un círculo, trillando sin

una gota de agua, embriagándonos de polvo bajo el sol para darles alimento en tiempo de verano y días difíciles. ¡Ah!, pero a ustedes les maltratan también en tiempo donde la lluvia es fuerte - manifestaron los caballos.

- Ustedes sabrán, que si no fuera por nosotros no tuvieran cosecha que preparar en tiempos difíciles, jalamos un madero con punta haciéndonos de lodo y polvo todo el día. Trabajamos durante el sembrando, en el frio y la lluvia, bajo un fuerte invierno, para que ustedes puedan cosechar en tiempos de felicidad y abundancia - respondieron los bueyes

- Y tú burro ¿qué haces?, preguntó uno de los caballos

- ¿Qué podría hacer un burro?, dijo uno de los bueyes mientras

carcajeaban.

El burro con las orejas caídas, plantó la mirada hacia el suelo, no tenía nada en mente que decir...el silencio se apodero del él por un instante, pero poco

rato, un tanto tenebroso, dijo:

- Yo cargo en mi lomo la comida que ustedes preparan en tiempo de verano, de escases y de invierno, bajo la lluvia, bajo el sol, muriéndome de sed y no necesito compañía para realizar mi trabajo, mientras que ustedes sin compañía no pueden realizar su faena. Uno solo no ha podido jalar el madero para sembrar, también tú, caballo, no puedes trillar sin tu compañero. Sin embargo, solo he cargado la comida que necesitan, en tiempo difíciles y de abundancia - arremetió el burro.

Las ovejas, que estaban en un costado del patio levantaron la cabeza, y por un momento dejaron de masticar su alimento que tienen dentro de la boca, sorprendidas por el enfurecimiento del burro, se acercaron al grupo donde habían formado el debate y dijeron:

- ¡Es verdad!, es admirable y reconocible la labor que hace el burro, solo se han pasado burlándonos de él. De su torpeza, de los maltratos que recibe, pero no reconocen cuán dura y sacrificada es la faena que realiza, ¡eres un burro valiente!

De repente, salió el anciano cogió la oveja que se encontraba haciendo bulla y dijo.

- Esta oveja esta oveja ha comenzado hacer escandalo - ¡Vieja! hoy día sacrificaremos una oveja para la semana

Entonces, los animales espantados por lo ocurrido se separaron y regresaron a su mismo lugar.

89 visualizaciones0 comentarios